Las aguas residuales industriales no dejan de ser un desafío, pues deben pasar por un proceso de acondicionamiento y purificación para ser reutilizadas o devueltas a su entorno natural. Para llevar a cabo este tratamiento es preciso eliminar todos los elementos contaminantes que puedan tener.

Las empresas deben cumplir con la normativa vigente y con los estándares locales actuales en el tratamiento de aguas residuales industriales. Además, este sistema también conlleva un ahorro considerable de dinero al poder reutilizar el agua en sus procesos industriales. De ese modo, los costes asociados al procesamiento de residuos se ven reducidos.

 

Principales ventajas del tratamiento de aguas residuales industriales

Sólo un 3% del agua de nuestro planeta es apta para el consumo humano. Hablamos de un recurso renovable, lo que significa que los productos tóxicos son eliminados de forma natural a través de la lluvia y la evaporación. Ahora bien, este proceso tiene lugar de forma muy lenta, de ahí que sea preciso acelerar el proceso a través de un método efectivo que convierta el agua en reutilizable.

Las compañías dedicadas al sector industrial deben gestionar el acondicionamiento del agua con profesionalidad y eficacia. No únicamente porque es lo que se espera de ellas para reducir su impacto en el entorno, sino porque su tratamiento conlleva otras múltiples ventajas:

 

  • Agua procesada segura y limpia. Algunas personas desconocen que las aguas residuales pueden sufrir una transformación para poder reutilizarse. Durante el proceso de tratamiento se eliminan los elementos tóxicos que pudiera tener, produciendo agua limpia y segura.

  • Ahorro de dinero. Un condicionamiento de agua para uso industrial óptimo, que además cuente con un estado de mantenimiento satisfactorio, supondrá un ahorro de dinero considerable a largo plazo. Al mismo tiempo, supone una garantía a la hora de cumplir con la legislación.

  • Menor impacto para el medioambiente. En el tratamiento de aguas se eliminan las sustancias químicas que son nocivas. Sin embargo, debemos asegurarnos de que el proceso no repercuta negativamente en el medioambiente. Sin duda, es complicado tratar residuos industriales, de ahí que lo más aconsejable sea implementar un sistema de tratamiento de aguas residuales de elevada calidad.

  • Ahorro de agua. Los fluidos generados por las industrias circulan hacia estas plantas de tratamiento. Durante el proceso de reciclado y conversión de agua contaminada, la pérdida de agua es inferior, algo positivo para la empresa y para el medioambiente.

  • Reducción de residuos. El tratamiento de aguas para procesos industriales supone la reducción de los residuos que genera la empresa. Además de significar un ahorro de dinero importante, los productos químicos son eliminados del agua de forma segura y efectiva, empleando un tratamiento respetuoso hacia el medioambiente.

Básicamente estas son las ventajas que conlleva el tratamiento de aguas residuales industriales. Aunque como ya advertíamos, es muy importante implantar un sistema de gran rendimiento que se distinga por su alta calidad.

Para hacerlo posible, es necesaria la participación de una empresa fiable con largos años de experiencia en el acondicionamiento de agua para uso industrial, que además cumpla fielmente con la normativa de vertidos.  

 

Plantas de tratamiento de aguas residuales

Veolia Water Technologies cuenta con varias posibilidades en el tratamiento de agua para procesos industriales para adaptarse a las necesidades de las industrias más destacadas: automotriz, energética, farmacéutica, alimentación y minería, entre otras.

Estamos a la vanguardia en la implantación de diseños personalizados que se ajustan a lo que cada cliente demanda. Nuestras soluciones cumplen con los requisitos y expectativas más exigentes en el tratamiento de aguas residuales. La planta para facilitar el proceso se determinará en función de algunos aspectos importantes y puede suponer el uso de tecnologías revolucionarias de filtración, evaporación, depuración y tratamiento de efluentes.

 

¿Cómo funcionan los servicios digitales en el tratamiento de aguas?

A la hora de analizar y optimizar el rendimiento y funcionamiento de una planta de tratamiento de agua residual, muchas empresas se sirven de múltiples datos recopilados.

Los servicios digitales están a la orden del día y muchos proveedores de software aseguran que sus productos son los más efectivos a la hora de conceder información sobre el comportamiento de la planta. De ese modo, las aplicaciones y dispositivos IIoT (Internet de las Cosas Industrial) y el almacenamiento en la nube se han convertido en algo clave en la gestión de plantas industriales.

La idea es obtener un buen servicio digital con capacidad para gestionar la producción y obtener la optimización del consumo de energía y productos químicos. Ahora bien, la obtención y libre disponibilidad de datos IoT no es suficiente para atender todas las necesidades de las plantas de generación de energía y alcanzar los valores esperados.

Veolia Water Technologies aborda esta problemática a través de una solución combinada fuertemente equipada: conocimientos sobre el funcionamiento del proceso de tratamiento de agua, la prestación de servicios profesionales y el empleo de una solución digital a la altura.

En este sentido, AQUAVISTA se presenta como la perfecta herramienta digital para la gestión online de las plantas de tratamiento de agua, que permite su conexión permanente. De esa forma, podrá sacar el máximo partido a sus equipos.

En Veolia Water Technologies nos aseguraremos de que el equipo opere de manera segura y concederemos el mantenimiento necesario cada vez que sea preciso. Nuestro principal objetivo es garantizar la entrega del agua de calidad que necesitan nuestros clientes y AQUAVISTA proporciona información muy valiosa para hacerlo posible.

Esta solución inteligente funciona de manera sencilla e intuitiva. Lo que hace es extraer información de la planta a través de diferentes instrumentos y recoger datos procedentes del laboratorio para ponerlos a disposición del cliente en la nube. Así, todos estos datos estarán accesibles a ingenieros, operadores, personal de mantenimiento, jefes de planta y a los consultores de Veolia, que podrán conectarse a la herramienta digital en cualquier momento y a través de cualquier dispositivo.  

De ese modo, AQUAVISTA se convierte en la herramienta complementaria idónea para estar al corriente de todas las actividades llevadas a cabo en las plantas de tratamiento de agua. Su principal misión es prestar un servicio personalizado para que el proceso de tratamiento de agua pueda monitorearse por todos los involucrados de manera eficiente, segura y económica.